martes, 13 de diciembre de 2016

Rescatar autopistas es rescatar bancos.

El gobierno de Rajoy acaba de anunciar que rescatará 8 autopistas de concesión privada que están en quiebra. Y eso que aún estamos pagando el rescate bancario. Como no tienen suficiente tránsito y además se han excedido en los costes de construcción, no generan ingresos por peaje suficiente para pagar los 5.500 millones de € que deben a bancos y otros acreedores. El Estado va a quedarse con unas autopistas que nadie utiliza (que nunca debieron construirse) y va a pagar con dinero público lo adeudado a los bancos. Si antes de esa operación el Estado ya estaba obligado por la "troyka" a recortar 26.000 millones en los dos próximos años para cumplir con el objetivo de déficit ¿cuánto tendrán que recortar ahora? ¿de qué partida van a recortar? ¿cuántos incrementos de impuestos nos aguardan? ¿cuánto más crecerá nuestra deuda pública? La clave, como siempre, es que la banca no pierda: la banca no puede embargar una autopista y subastarla como hacen con nuestras viviendas, ni llevarse el asfalto...Como no pueden recuperar lo invertido le pasan la factura al Estado. Y el gobierno...el gobierno del PP...se deja. Mal acostumbrados están los capitalista de este país: promueven negocios ruinosos y luego socializan las pérdidas. Así ¿qué incentivos tienen los empresarios para hacer bien las cuentas? Y además es inmoral: ¿acaso si ud invierte los escasos ahorros de su vida en un comercio y su negocio va mal el Estado acude en su rescate? No: la banca le embarga hasta las cejas...Al final los obreros subvencionan a los ricos con el dinero de sus impuestos. Un ejemplo más de "eficiencia" y "equidad" capitalista.

No hay comentarios: