miércoles, 19 de marzo de 2014

Protección a los Desempleados en España: Mínimos Históricos



La protección social de la que gozan los desempleados en España es muy inferior a lo que muestran las estadísticas oficiales.

El Ministerio de Trabajo ofrece mensualmente en su “Boletín de Estadísticas Laborales”, el dato de “tasa de cobertura”. Teóricamente esta variable informa de la proporción de desempleados que recibe algún tipo de prestación. Cuanto más elevado es su valor se entiende que el grado de protección social es mayor.

Sin embargo el cálculo oficial está mal confeccionado ya que compara el número de desempleados que gozan del algún tipo de prestación (“beneficiarios”), con el número de desempleados registrados en las oficinas del SEPE. Se obtiene así la “tasa de cobertura oficial”.

El cálculo pertinente para evaluar el grado de protección consiste en comparar el número de desempleados que gozan del algún tipo de prestación (“beneficiario”), con el número de desempleados total (EPA, INE), obteniendo así la “tasa de cobertura real”.

Hemos reconstruido la tasa de cobertura a partir de datos oficiales. En el Gráfico 1 ofrecemos los resultados (medias anuales).

Se pueden apreciar dos características.

En primer lugar: la tasa de cobertura real es muy inferior a la tasa de cobertura oficial. Según el último dato disponible (cuarto trimestre de 2013), la tasa oficial se situaba en el 62´3%, aunque en realidad es del 47´0%,  15´3 puntos menos de lo que indican las cifras oficiales.

En segundo lugar: ambas tasas caen de forma continuada como resultado de la excesiva duración de la crisis (los desempleados pierden el derecho a las diversas prestaciones). Hoy nos situamos en mínimos históricos.



Otra cuestión de excepcional relevancia es “cuánto cobran” los desempleados cada mes por término medio.

En este caso no existen cálculos oficiales por lo que hemos realizado nuestra propia estimación. Para ello hemos cruzado los datos del “Gasto en Prestaciones” publicada por el Ministerio de Economía y Competitividad, y los datos de “beneficiarios” antes comentada. Los resultados se ofrecen en el Gráfico 2.

Actualmente (cuarto trimestre de 2013) la prestación media es de 812 euros al mes. Un valor muy inferior al de comienzos de la crisis (1.019 euros en 2009, un - 20´3% inferior). Además hay una clara tendencia decreciente: el mero paso del tiempo hace que la cuantía que cobra cada desempleado se vaya reduciendo e incluso pase a modalidades más precarias (prestaciones asistenciales).

La situación es aún más dramática si tenemos en cuenta el efecto de la inflación sobre el poder adquisitivo de los desempleados. Tomando como base el IPC Base 2000 = 100, en términos reales la prestación media es de 655 euros (un -22´1% inferior a 2008).



[Y además..."La Nairu y la Pseudociencia Neoliberal"]